Si bien los fabricantes aseguran que un celular que se ha mojado es imposible de reparar y volverlo a hacer funcionar correctamente, desde la OCU dicen  lo contrario y nos indican cinco fáciles pasos para evitar un daño permanente.

1. Tratar de evitar que el contacto con el agua sea prolongado

2. Sacar a rapidamente la tarjeta SIM, la batería y la tarjeta de memoria, si la llevase.

3. Secar por completo el teléfono con un papel o paño absorbente y nunca usar el secador, ni siquiera con aire frío.

4. Dejar el móvil abierto, según lo hemos hecho en el paso dos, hasta que se seque por completo, lo que suele tardar unas 24 horas.

5. Cuando se haya secado montarlo y probarlo.

Remember that you can read all my articles from HERE or followme on Google+ and Twitter from @FranM87 to be on touch with all the Android world.